Farmer's Voice

Un enfoque en la sostenibilidad por Daniel Green, Presidente de ITGA

La Asociación Internacional de Productores de Tabaco (ITGA) fue fundada hace más de 30 años por representantes de países productores de tabaco con culturas, estructuras políticas y ambientes reglamentarios muy diversos.  Si bien estos representantes reconocieron sus grandes diferencias, se propusieron formar una organización eficaz con el objetivo de dar a los productores de tabaco del mundo una voz común, entendiendo que sus intereses comunes eran superiores a todo aquello que los separaba.  Esta exitosa empresa se tradujo en la única organización de productores de tabaco de carácter mundial, que representa a aproximadamente 30 millones de productores.

En la época de su fundación, las mayores preocupaciones de los productores eran los impuestos y las restricciones al consumo de tabaco.  Hoy día, los temas de preocupación se han complejizado por la multiplicidad de autoridades reguladoras facultadas para fiscalizar el tabaco a nivel local, regional, nacional e internacional, y con la existencia de muchas otras fuerzas que atacan los medios de vida de los productores de tabaco.

No obstante, si se le pregunta a un productor de tabaco en cualquier lugar del mundo cuál es su principal preocupación, la respuesta es siempre la misma: la rentabilidad. A un productor de tabaco que no puede alimentar adecuadamente a su familia poco o nada le importan las nuevas restricciones de comercialización que se aplicarán a los fabricantes de cigarrillos.

Las persistentes tendencias descendentes que presenta la demanda de tabaco en rama han significado que el más reciente desequilibrio entre oferta y demanda sea también el más doloroso para los productores de tabaco. Ante la ecuación de bajos precios y crecientes costos de producción, la frustración de los productores se acrecienta al saber que muchos compradores de tabaco se enfocan en programas de sustentabilidad, que parecen responder primordialmente a exigencias contables, protección medioambiental y temas relacionados con la contratación de mano de obra.  Para el productor, la sostenibilidad debe incorporar una discusión seria acerca de la rentabilidad.  Lamentablemente, esta frustración y la incertidumbre en torno a la rentabilidad futura están motivando una aguda disminución en el número de productores de tabaco en muchas regiones del mundo, incluyendo a los Estados Unidos.

En su última Asamblea Anual, los países miembros de la ITGA aprobaron una estrategia que busca centrar el accionar de la organización en aquellos temas que verdaderamente afectan la sostenibilidad de los productores.  En términos simples, esto significa impulsar medidas que aseguren que los productores de tabaco responsables puedan proporcionar con su cultivo un buen nivel de vida a sus familias.

Durante este nuevo año, la ITGA mantendrá su enfoque en iniciativas que promuevan la estabilidad de la producción y que aumenten la rentabilidad de los productores, y continuará paralelamente publicitando la importancia económica del cultivo de tabaco y asegurando que los legítimos intereses de los productores sean comprendidos por la industria y considerados por los responsables de formular políticas públicas en el ámbito nacional e internacional.

La industria del tabaco debe esmerarse al máximo para evitar caer en la complacencia en lo que respecta a las dificultades que enfrentan los productores en épocas de sobreoferta y, al mismo tiempo, mantener un decidido énfasis en apoyar fincas familiares exitosas.  Sin productores de tabaco no existiría la industria tabacalera.