Farmer's Voice

Entrevista a Stvetan Filev: Tesorero de ITGA y nuevo Presidente de UNITAB

Biografía breve: Tsvetan Filev es el presidente reelecto de la Asociación Nacional de Productores de Tabaco - 2010 (NATP 2010). Nació en el pueblo de Nova Cherna, región de Silistra, y creció en el seno de una familia tradicional de productores de tabaco en el noreste de Bulgaria. Cultiva tabaco burley de la variedad de hoja grande. La totalidad de su experiencia profesional se relaciona con el cultivo de tabaco. En 2016, está a punto de graduarse de la Escuela Superior de Agroempresas y Desarrollo Regional, en Plovdiv, con una especialidad en Administración.  Es casado y padre de dos niñas.

1.) Ud. ha presidido la Asociación Nacional de Productores de Tabaco de Bulgaria por bastante tiempo. Cuéntenos acerca de su experiencia en el mundo del tabaco.

Tsvetan Filev:Empezaré respondiendo su pregunta con una breve reseña de mi experiencia. Mis padres solían cultivar tabaco en los años 80 y 90 del siglo pasado. Cultivaban tabaco burley de la variedad Bulgaria Meridional. Casi todos los recuerdos de mi infancia están asociados con el cultivo de tabaco. En ese entonces, Bulgaria era miembro del bloque socialista de la Unión Soviética y, cuando éramos niños de 9 o 10 años, trabajábamos codo a codo con el resto de los hombres y mujeres. Por supuesto, esto sucedía durante las vacaciones escolares, en verano, y los sábados y domingos o después de la jornada escolar. Actualmente, ya no es así. Y, mencionando la época en que iba a la escuela, recuerdo que las familias de los productores de tabaco podían darse el lujo de comprarles a sus hijos dos camisas y dos pares de pantalones, y a sus hijas dos delantales escolares, a diferencia de las otras familias. Esto era posible gracias al tabaco, que solía incrementar los presupuestos familiares en la forma de ingresos adicionales.

En años recientes (2001 - 2012), cuando Bulgaria se escindió del bloque socialista, muchas familias jóvenes comenzaron a cultivar tabaco para vivir.   mientras más se democratizaba el país, los problemas de la industria del tabaco se iban profundizando. Todo tipo de problemas.  Pero los mayores fueron que el Estado ya no estaba comprometido con este cultivo, el cierre del Fondo del Tabaco (una estructura dependiente del Ministerio de Agricultura y Alimentos) hacia fines del período, y trabajar en las nuevas condiciones de la economía de mercado, etc.

En consecuencia, surgió la necesidad de crear una organización sectorial, cuyo principal propósito fue defender los intereses de los productores de tabaco de Bulgaria -la Asociación Nacional de Productores de Tabaco (NATP-2010). No estoy seguro de cuáles fueron las razones por las que me eligieron los fundadores de esta entidad para ocupar el cargo de presidente de la Junta de Directores de la Asociación. De hecho, desde el otoño de 2010 y hasta este momento he ostentado este cargo, y en 2015, con ocasión de la Asamblea General del NATP-2010, fui reelegido como presidente por un segundo período, que se extenderá hasta el año 2020. Por casi siete años a la fecha, hemos enfrentado desafíos que nunca pensamos que podrían existir.

Si me permite, de ahora en adelante hablaré también en nombre de otras personas y responderé sus preguntas usando el plural, puesto que nosotros, la NATP-2010 y UNITAB, somos un equipo. Nuestros éxitos y fracasos son el resultado de los esfuerzos conjuntos de este equipo.

2.) Felicitaciones por su elección este otoño como presidente de la asociación europea de productores, la Union Internationale des Producteurs de Tabac (UNITAB). ¿Qué lo llevó a decidirse a aceptar este cargo?

Tsvetan Filev:Gracias.  El cargo de presidente de la Asociación Europea de Productores de Tabaco (Union Internationale des Producteurs de Tabac (UNITAB)) constituye una enorme responsabilidad. Soy consciente del hecho de que, además de los productores de tabaco de Bulgaria, los colegas de Bélgica, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Italia, Polonia y España también albergan expectativas y han depositado su confianza en nosotros.  En algún momento a futuro, Croacia y Rumania se unirán a nosotros. Suiza es miembro de la UNITAB, pero este país no pertenece a la Unión Europea (UE). De hecho, allí las cosas están mucho mejor.  Desearía que los países de la UE estuvieran a la par con Suiza en lo que respecta al desarrollo de la industria tabacalera.

Usted me pregunta qué me llevó a aceptar este cargo. Me tomaré la libertad de corregirle en este punto. Nadie me ofreció personalmente este cargo ni me persuadió a aceptarlo. En los estatutos de la UNITAB se contempla la posibilidad, cuando se es el país anfitrión de su Congreso (Asamblea General, el órgano rector supremo de la asociación), de definir a su candidato como presidente, el que ocupará el cargo en reemplazo del presidente saliente sobre la base del principio de rotación.  Lo que es más importante en este caso es que un país miembro de la UNITAB fue capaz de ganarse el derecho de ser el anfitrión y luego organizar el Congreso. Y ahora, un mes después de que el 35o Congreso de la UNITAB se realizara en Sofía, he venido realmente a caer en cuenta de lo que hemos logrado.  Dejemos de lado todos los problemas y vicisitudes organizacionales. Deseo destacar que al Congreso realizado en Bulgaria asistieron más de 300 delegados provenientes de más de 10 países.  Las solicitudes preliminares totalizaban unos 250 participantes. Sucedió que logramos captar anticipadamente la atención y la confianza de nuestros asociados, de los medios de prensa, del Estado y de los productores de tabaco.

¿Cómo llegamos a ser el país anfitrión del Congreso de la UNITAB? Es una larga historia. No sé de cuánto tiempo dispongo, de manera que trataré de ser breve... En 2010, junto con la creación de la NATP-2010 en Bulgaria, nos enteramos en Polonia de que algunos productores de tabaco realizarían un evento. Descubrimos en 2012 que éste era el 32o Congreso de la UNITAB y que el siguiente, el 33o Congreso, se realizaría en Budapest, Hungría. La NATP-2010 obtuvo la membrecía de UNITAB (en calidad de observador) precisamente en Budapest, en 2012. El año 2014, en el 34o Congreso, en Perugia, Italia, la NATP-2010 pasó a ser miembro pleno de la UNITAB y se adoptó la decisión de que el 35o Congreso se realizaría el 2016 en Bulgaria. El equipo de la NATP-2010 trabajó arduamente en esta candidatura.  Recuerdo que otros países también querían ser los anfitriones del 35o Congreso. Creo haber tenido éxito en lograr cosas, tales como hablar más sobre mi país, y con algo más de respeto.  Y con mi energía y actividad para revivir la producción de tabaco europea, realmente espero animar a todas las personas que sean capaces de defender la causa del tabaco.

3.) Fue elegido por un período de dos años en la UNITAB. ¿Cuáles son sus prioridades para la organización?

Tsvetan Filev:El período dos años está contemplado en los estatutos de la UNITAB. Al respecto, realmente me gusta este principio: "¡Lo importante no es cuánto se trabaja sino la forma en que se trabaja!" Creo que las prioridades para la UNITAB deben ser unir a los productores de tabaco en los países miembros; activar las administraciones centrales de las organizaciones sectoriales; establecer una Organización Intersectorial Europea; establecer contactos directos y comunicaciones activas con todas las instituciones europeas encargadas del desarrollo de la industria del tabaco; activar las organizaciones sectoriales en los respectivos países para que se comuniquen con sus gobiernos. Ciertamente, habrá prioridades que se fijarán dentro de los marcos del próximo Comité Executivo (algo similar a la Junta de Directores de la UNITAB). Espero que podamos fijar uno para enero de 2017, en París. ¡Y más! Pretendo proponer a la partes que realicemos estos Comités Ejecutivos a intervalos de tiempo menores. Por ejemplo, que nos reunamos cada dos meses; esto es, que tengamos un total de seis Comités durante 2017. Planteo esto en relación con el próximo debate sobre la Política Agrícola Comunitaria (PAC) de la UE para el período programático 2021- 2027. Debo puntualizar que Bulgaria presidirá la EU durante el primer semestre de 2018, el que coincidirá con la última etapa de las negociaciones de la próxima PAC de la UE.

4.) El tabaco puede cultivarse a un menor costo en muchos lugares fuera de Europa. ¿Existen otros problemas de competencia a los que se vean enfrentados los productores europeos? Y, ¿cómo pueden hacer frente a estos desafíos?

Tsvetan Filev:Es cierto. Específicamente en los grupos de tabaco de la variedad oriental que se cultivan en Grecia y Bulgaria, sus competidores naturales son Turquía y Macedonia. En el conjunto de los cuatro países balcánicos, se cultivan las tres cuartas partes del tabaco oriental del mundo. El tabaco en Turquía y Macedonia no tiene costos inferiores en comparación con el de Grecia y Bulgaria, pero los dos primeros países tienen en funcionamiento planes nacionales de financiamiento, a diferencia de los dos últimos. Pueden decidir individualmente qué medidas adoptar dentro de las políticas estatales y sectoriales para desarrollar la industria del tabaco. En los países de la UE, las decisiones estratégicas para el desarrollo de un cierto sector, o para su destrucción, se adoptan en el seno de instituciones europeas (Parlamento Europeo (PE),  Comunidad Europea (CE) y Consejo).

En lo que respecta a la variedad de tabaco burley, los productores europeos enfrentan una feroz competencia de América Latina y África. Por ejemplo, en Malawi, durante el año económico 2015, la producción ascendió a 168.000 toneladas, y en 2016, a 165.000 toneladas.  Y éste es un tabaco que tiene costos por kilo significativamente menores al europeo, debido al bajo costo de la mano de obra. El tabaco burley en Brasil, en el período 2014-2015, representó 84.000 toneladas, y en el período 2015-2016, 63.000 toneladas.

En cuanto al grupo de la variedad Virginia, Brasil produjo más de 603.000 toneladas en el período 2014-2015, y 456.000 toneladas en el período 2015-2016. India produjo un total superior a las 797.000 toneladas de tabaco en 2015. Y el costo de la mano de obra es inferior al de Europa, y el tabaco allí también tiene un costo inferior de manufactura.  Éstos son solo parte de los problemas que enfrentan los productores de tabaco de Europa en lo que respecta a la competencia de nuestras 200.000 toneladas de todas las variedades de tabaco manufacturadas en 2016 en el conjunto de países de la UE.

Existen, ciertamente, otros problemas relativos a la competencia que enfrentan los productores de tabaco europeos. Estos problemas se relacionan con el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) de la Organización Mundial de la Salud (OMS).  A partir de ahora, junto con la dirigencia de la UNITAB, los países miembros tendrán que buscar un modelo de trabajo para abordar los desafíos que enfrenta la industria del tabaco. Por supuesto que hacer frente a estos desafíos, como usted los califica, exige mucho trabajo y devoción.  Creo que estamos preparados para ello.

5.) ¿Cómo caracterizaría la relación de la UNITAB con la Unión Europea y qué necesita hacerse para fortalecer los vínculos con la burocracia agrícola en Bruselas?

Tsvetan Filev:En este momento, la UNITAB no tiene una muy buena relación con la UE. Los temas que he mencionado acerca de las prioridades futuras de la UNITAB, y especialmente el establecimiento de una Organización Intersectorial Europea en la industria del tabaco, le darán mayor autoridad a los productores europeos.

6.) La Política Agrícola Comunitaria (PAC) de la UE ha tenido un impacto significativo en la producción de tabaco desde 2004, cuando se adoptó la decisión de abolir las cuotas y dejar de pagar subsidios a la producción. La UE no ha otorgado ningún subsidio al tabaco desde 2010. Los subsidios fueron reemplazados por un sistema de pagos directos a los agricultores y apoyo al desarrollo rural. ¿Cuál ha sido el impacto?

Tsvetan Filev:Cuando las cifras hablan, el resto es silencio. En 2010 se produjeron 400.000 toneladas de tabaco en la UE. Actualmente, en 2016, estamos hablando de menos de 200.000 toneladas. Este desarrollo negativo se constató en todos los países productores de tabaco. Por ejemplo, tomemos el caso de Italia, que es el país productor más grande. En 2010, su producción de tabaco ascendió a unas 100.000 toneladas; ahora es inferior a las 50.000. Este ha sido el efecto de la eliminación de las cuotas y los subsidios. Y cuando usted considera que dentro de los marcos de la Unión Europea se procesan y manufacturan unas 400.000 toneladas de tabaco y productos del tabaco anualmente, esto significa que en los últimos 6 o 7 años la Unión Europea pasó a ser un importador del 50% de los productos del tabaco que demanda. Todo esto está sucediendo con el trasfondo de un cúmulo de restricciones impuestas por el CMCT de la OMS y la Directiva sobre Productos del Tabaco de la UE. Y, además de eso, debo mencionar las tendenciosas políticas discriminatoria contra el tabaco (en todo su espectro) que han dictado casi todas las instituciones europeas.

7.) UNITAB ha pedido cambios en la PAC que reconocen el valor de los minifundios.  ¿Qué debe cambiarse y por qué?

Tsvetan Filev:Creo que de ahora en adelante la UNITAB debe adoptar una posición clara y bien fundamentada respecto de los cambios que necesita la PAC. Esta posición debe especificar todas las particularidades que refleja el valor de los minifundios.  Dividiría las propuestas en dos grupos: uno relativo a la revisión de los plazos de aplicación del próximo período programático 2014-2020 y otro relativo al siguiente período programático 2021-2027.

8.) Bulgaria es miembro de la UE desde 2007. ¿Qué ha significado su membrecía para los productores de tabaco búlgaros?

Tsvetan Filev:El mayor cambio en la industria del tabaco de Bulgaria, tras su acceso a la Unión Europea en 2007, es el funcionamiento de las condiciones de la economía de mercado.  Los productores de tabaco búlgaros no estaban preparados para ello.  Muchos de nosotros, incluso hoy día, encontramos difícil hacer frente por nosotros mismos a estas nuevas condiciones de trabajo que son típicas de la UE. Este año 2016, más del 80% de los productores están aún tratando de conseguir algo de ayuda de la organización sectorial de los productores de tabaco y del Ministerio de Agricultura, como solíamos también hacerlo en el período 2009-2011. Se trata de resolver problemas de todo tipo: cerrar contratos de tabaco, proporcionar material de empaque, vender materia prima del tabaco, ayudar en caso de retraso en los pagos y muchos otros problemas. Éste es el tipo de apoyo que ellos esperan cada año y aún no pueden arreglárselas solos, en todas las categorías, tanto los pequeños productores (0,5 há.) como los grandes (200 há).

Todas las circunstancias que he mencionado motivaron una reducción relativa en el número de agricultores empleados en esta industria, como también una disminución en las cantidades de tabaco manufacturado. Los números son bastante elocuentes: en 2009, en Bulgaria se manufacturaba un poco más de 521.000 toneladas de tabaco (basma, kabakulak, Virginia y burley) por parte de 41.900 productores de tabaco inscritos; el año 2016, los productores de tabaco son unos 16.000 o 17.000, de los cuales unos 6.000 están inscritos, y han producido cerca de 16.000 toneladas de las cuatro variedades de tabaco cultivadas en el país.

9.) Bulgaria pertenece a un pequeño grupo de países que cultiva tabacos orientales de alta calidad. ¿Significa la exclusividad que el futuro del tabaco oriental es más brillante que el de las variedades burley o Virginia, que también se cultivan en Bulgaria?

Tsvetan Filev:No, para nada. En todo caso, el futuro del tabaco oriental en Bulgaria no es más brillante que el del tabaco burley o Virginia. Permítame que le explique por qué. La mitad de los productores de tabaco de la Unión Europea viven y trabajan en Bulgaria. Y esto es así no porque seamos un país grande, sino porque somos pequeños y nuestras fincas son pequeñas. Si en Italia la finca promedio de un productor de tabaco es de unos 54,1 acres (21,8 há), en España de 46,3 acres (18,7 há), y en Grecia y Polonia de unos 12 acres (4,8 há); en Bulgaria la superficie promedio de una finca tabacalera es de cerca de 5 acres (2 há).  Y son precisamente los productores de tabaco oriental los que se encuentran entre los más vulnerables y los que enfrentan el futuro más incierto en lo que respecta al desarrollo de la industria.  Con una finca de 5 acres, un rendimiento promedio de 150 kilos y una producción anual de 750 kilos de tabaco, para los productores búlgaros de las variedades orientales basma y kabakulak cultivar tabaco se relaciona con su fuente de ingresos y supervivencia por el resto de sus vidas. Lamentablemente, la mayoría de ellos ni siquiera se atreven a soñar con otro tipo de vida. Realmente, yo quiero cambiar esto; no quiero sentir frustración porque en 2015 se producen 60.000 toneladas de tabaco oriental en Turquía, 25.000 toneladas en Macedonia, 22.000 toneladas en Grecia y tan solo 12.100 toneladas en Bulgaria, y aun así no tenemos un mercado garantizado. Como conclusión, en lo que respecta al tabaco oriental, éste se cultiva en zonas específicas del país, en terrenos irregulares y en pendiente, y en suelos que son superficiales y de baja productividad. Y aquí entra el paralelo entre variedades de tabaco de hoja pequeña y hoja grande. Los productores de tabaco Virginia y burley trabajan en zonas más llanas y fértiles. Sus fincas son más grandes. Y también cultivan otros productos, no solamente tabaco, por lo que deberían tener un mejor sentido de la organización y de la venta de productos. Otra historia es si son capaces de lograrlo. Ciertamente, para las organizaciones sectoriales y para el Estado, todos los productores de tabaco son lo mismo, independientemente de la variedad que cultiven. Esta es la situación en Bulgaria. Juzgue usted cuál de los grupos de variedades de tabaco es el que tiene el futuro más brillante.

10.) En años recientes, los productores búlgaros han bloqueado caminos y quemado su tabaco no vendido como forma de exigir un mayor apoyo financiero del gobierno en Sofía. ¿Se ha resuelto esta situación?

Tsvetan Filev:De hecho, si bien defendemos esta causa, la NATP-2010 ha logrado realmente algo fenomenal. En cierta medida, hemos logrado oponernos a la injusticia en Bulgaria. No quería tomar partido en este tema, pero usted nuevamente me está provocando. El punto aquí es que los productores búlgaros son los únicos en toda la UE que nunca han recibido ningún subsidio europeo para cultivar y producir tabaco. Ni para el período programático 2007-2013, ni para el actual período 2014-2020. Nuestra opinión en este tema siempre ha sido que no existe una Política Agrícola Comunitaria para ellos, sino más bien una política agrícola distinta a la de la UE. Quería aclarar esto en mi respuesta a su pregunta, porque creo que no fue correctamente formulada. De manera que yo seré quien la corrija. Nosotros, los dirigentes de la organización sectorial de Bulgaria, siempre hemos sido los organizadores de las protestas de los productores de tabaco búlgaros. Las razones, por cierto, son varias: contra los operadores comerciales por retrasar el inicio de la campaña de adquisición de tabaco, por lo que su condición empeora; contra ciertos compradores de tabaco por retrasar los pagos por el producto; contra una evaluación inadecuada de la calidad del tabaco en perjuicio de los productores; y contra casos en que, a pesar de existir contratos firmados entre productores y empresas procesadoras, estas últimas se niegan a adquirir el producto sin dar razones, condenando a los productores y sus familias a la bancarrota. También, gracias a las protestas del verano de 2013, con bloqueos de cruces fronterizos importantes para Europa, hemos logrado obligar a la CE a incluir cláusulas en sus reglamentaciones según las cuales Bulgaria tiene el derecho de pagar a sus productores de tabaco la Ayuda Nacional de Transición (ANT) durante el actual período de programación 2014-2020 con recursos provenientes del presupuesto nacional. Estos programas y la cuantía de los fondos se fijan en dicha reglamentación. De manera que nunca ha habido protestas para obtener mayores ayudas financieras del gobierno de Sofía. Lo que es fenomenal en este caso es que en 2009-2010 tanto el Estado como la UE habían eliminado el financiamiento al tabaco en Bulgaria, y sin embargo a fines de 2016 se constata lo siguiente: durante los últimos seis años la industria ha recibido Pagos Nacionales Adicionales para el tabaco y continuará recibiéndolos por los próximos cuatro años.

También debo recalcar que, desde 2010 a la fecha, hemos trabajado con cinco gobiernos distintos y cinco ministros de agricultura distintos. Hemos logrado entendernos con todos ellos. También hemos tenido algunas diferencias. Actualmente hay una crisis gubernamental en Bulgaria, y ciertamente tendremos que trabajar con el nuevo gabinete de transición y el nuevo gobierno que resulte elegido. De manera que todo está cambiando dinámicamente, pero nosotros, la gente de la industria del tabaco, tenemos suficiente experiencia y creemos que tenemos la obligación de hacer frente a los desafíos.

11.) La Organización Mundial de la Salud (OMS), mediante el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT), pretende reducir la producción mundial de tabaco haciendo que los productores cultiven productos alternativos. ¿Qué recomendaría la UNITAB para lograr esta meta?

Tsvetan Filev:Con toda probabilidad se refiere Ud. a los Artículos 17 y 18 del CMCT de la OMS. La UNITAB tiene una posición común respecto de este tema. La alternativa al tabaco tiene dos aspectos a partir de ahora. El primero es cultivar tabaco de alta calidad y, el segundo, es cultivar tabaco con el menor costo posible, sin que ello afecte la calidad y los rendimientos. Por supuesto, no estamos de acuerdo con los textos literales del CMCT acerca de buscar alternativas al tabaco sin que existan alternativas científicamente comprobadas que sean al mismo tiempo económicamente viables y sostenibles. El tema también atañe a los gobiernos de los países productores de tabaco de la Unión Europea, no solamente a los productores de tabaco.

12.) El CMCT ha excluido a los productores de tabaco y al resto de la industria de sus discusiones; el caso más reciente es su sesión plenaria en noviembre pasado, en la India.  ¿Qué puede hacer la UNITAB para que sus planteamientos sean escuchados?

Tsvetan Filev:Personalmente, ya soy un participante o, en otras palabras, he asistido a dos conferencias de la OMS. En 2014 asistí como observador a la COP6 en Moscú, Rusia. Unos 10 días atrás, he regresado de Nueva Delhi, donde se reunió la COP7 2016. Si no estoy equivocado, he sido el único representante de la UNITAB en ambas COP, aunque estoy completamente seguro de haber sido el único representante de la UNITAB en la India.  ¿Por qué? No lo sé. Habitualmente, para asistir a este tipo de eventos se hacen los preparativos no unas semanas o un mes antes de su realización, sino con 3 o 4 meses de anticipación. De manera que ésta es una de las cosas que intentaré cambiar para la COP8 el año 2018, en Suiza, mientras sea presidente de la UNITAB. Tengo incluso algunas ideas que debemos llevar a la práctica, de manera que la voz de los productores de tabaco europeos sea escuchada por la OMS. En India, por ejemplo, las organizaciones sectoriales de Bulgaria, Brasil, India Zimbabwe, Malawi, Estados Unidos y Portugal, unidos bajo los auspicios de la Asociación Internacional de Productores de Tabaco (ITGA), habían organizado una manifestación que coincidía con el inicio de la COP7. Las autoridades nos impidieron llevarla a cabo, de manera que esto generó enfrentamientos en los cuales varios productores de tabaco indios fueron arrestados y golpeados. Así hemos protestado ante la COP7 de la OMS, estando allí, y nos mantendremos alerta frente a cada una de sus sugerencias y decisiones respecto del CMCT.  Haremos lo mismo ante la COP8 en 2018, pero antes de su realización estaremos pendientes de cualquier propuesta perjudicial que los grupos de trabajo puedan formular con respecto a la industria del tabaco. La COP no es tan solo la semana en que se realiza la conferencia de la OMS; también incluye dos años de trabajo hasta su realización.

Supongo que mis palabras también serán leídas por un gran número detractores del tabaco, y a ellos no les gustarán las cosas que estoy diciendo.  Es por esta razón que deseo enfatizar específicamente que nosotros, las personas que trabajamos en la industria del tabaco, no esperamos ser del agrado de todo el mundo, particularmente cuando nos motiva una causa que protege los medios de vida de unos 65.000 agricultores europeos y garantiza un puesto de trabajo a los 300.000 empleados de esta industria. Ésta es la consigna que nos une a todos en la UNITAB, sin esperar ni buscar ningún reconocimiento o simpatía.  Punto.

13.) En la reunión de la UNITAB en la que fue electo presidente, el grupo también expresó su preocupación en cuanto a que la OMS está preparando propuestas para recomendar drásticas reducciones en el contenido de nicotina del tabaco seco, lo que podría afectar su cultivo. ¿Qué fundamentos tiene esta preocupación suya?

Tsvetan Filev:Sí, es cierto. La OMS pretende eliminar los cigarrillos slim (delgados) con la ayuda de los Artículos 9 y 10 del CMCT, que impone un límite inferior al 0,1% al contenido de nicotina en hojas de tabaco en rama. Respecto de lo primero, no entiendo cómo los cigarrillos slim podrían ser más dañinos que los de diámetro estándar.  Respecto de lo segundo, significa una décima parte del menor contenido de nicotina que un productor puede lograr hoy día mediante cambios realmente profundos en sus prácticas agrícolas; esto es, usando productos genéticamente modificados. Por cierto, esto último es contrario a las prácticas de la UE. Nuestra preocupación va en ese sentido. Lo que sí son buenas noticias por el momento es que ha habido un avance significativo en ambos ejemplos.  Tanto los cigarrillos slim como los contenidos de nicotina existentes en el tabaco en rama se mantendrán.

14.) El Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica y Estratégica (TPPA) es un ejemplo de tratado comercial que excluye al tabaco.  Este llamado concepto de exclusión está diseñado para impedir que los fabricantes de cigarrillos usen los tratados comerciales en su lucha contra las medidas de control del tabaco que ellos consideran excesivas. UNITAB ha manifestado públicamente su oposición a las cláusulas de exclusión. ¿Por qué?

Tsvetan Filev:  Para mí, como también para mis colegas en la UNITAB, la exclusión del tabaco de tratados internacionales es pura discriminación contra la industria. Y debe advertir que esto lo ofrecen personas que no son profesionales en los campos del comercio, la agricultura, la economía o las finanzas. Hay algo incorrecto en esto. No estamos de acuerdo con que gentes que no posee las competencias necesarias, sin consultar a expertos en los campos antes mencionados, puedan situar al tabaco al borde de la legalidad, restringiendo las conexiones entre segmentos de la industria, etc. ¡No! ¡Lucharemos! ¡Nos opondremos a ello!

15.) La agricultura búlgara estaba organizada en grandes colectivos agrícolas antes de la caída de la Cortina de Hierro y la introducción del mercado libre.  ¿Era ésta la situación de las zonas productoras de tabaco y cuáles fueron sus influencias duraderas?

Tsvetan Filev:  Creo haber contestado esto en mis respuestas a sus preguntas anteriores. En resumen, diré que el tabaco no estuvo ajeno a los efectos de la consolidación en grandes colectivos agrícolas que tuvo lugar antes de la caída de la Cortina de Hierro en 1989. Sus consecuencias son aún palpables. En Bulgaria, todavía sufrimos las dificultades de la introducción del libre mercado. En el futuro cercano tendremos que adaptar a los productores de tabaco búlgaros a los principios del funcionamiento europeo, y tendremos que sincronizarlos con la tendencias mundiales que imperan en la industria del tabaco.

Fue un verdadero placer hablar con usted. Le agradezco su interés.

Tsvetan Filev
Presidente of UNITAB